NUK


NUK. Entender la vida.

Momentos importantes

etapas de la vida > 6-18 meses

Tu bebé agarrará de manera consciente e intencionada todo lo que tenga en su camino. La nariz de mamá, las gafas y los botones de la chaqueta del abuelo; los analizará con mucha concentración utilizando sus manos, sus ojos y, especialmente, su boca. A veces, un solo objeto captará su atención durante varios minutos.

Alrededor de los seis meses se produce otro avance en su desarrollo: la aparición de los incisivos inferiores. Esta es una clara indicación de que tu hijo está creciendo y necesita sólidos además de leche.

Más o menos al mismo tiempo, tu bebé empezará a comprender el habla. Ya conoce muchas palabras que designan cosas, personas y situaciones de su entorno inmediato. Esto incluye “mamá” y su propio nombre, además de los “sí” o “no” enfáticos.

Rodar, gatear, arrastrarse, desplazarse: tu hijo está desarrollando formas intrépidas de moverse, para poder acercarse a cosas que antes estaban fuera de su alcance. Así que ten cuidado, por ejemplo, a la hora de cambiarle el pañal. Ya no puedes dejarlo tumbado mientras vas a buscar un nuevo pelele.

Con el emocionante descubrimiento de que hay más mundo más allá de mamá y papá, a los 6 ó 9 meses empieza la ansiedad por la separación. Durante esta fase, también conocida como ansiedad ante los extraños, tu hijo querrá sentir el apoyo que le proporcionas y que necesita para sus exploraciones.

El desarrollo de tu hijo progresa a buen ritmo: ¡está aprendiendo a andar! En primer lugar, se levanta, a continuación se mantiene en pie por sí solo y, en suspiro, empieza a andar. Así que ten cuidado. El momento exacto en el que se atreven a dar el primer paso cambia enormemente de un niño a otro.